viernes, 16 de octubre de 2015

CIRCO



No vagues en optimismos.
No te escondas en pronombres.
No te vendas en tercera persona.

No sobornes la pasión para que vote por ti.
Asegúrate de que la vergüenza exponga muy bien tus miserias;
admite que el éxito es una mujer que nunca te ha abierto las piernas.  
No abras las manos como si te gustara la libertad,
mastúrbate con el premio que no tienes
y dile al SENIAT que no pagaste el impuesto.

Confiesa la guerra que siempre llevas por dentro
y declara tus sueños en una pesadilla irreversible.
Impugna tu identidad, ¡vamos!
Creemos ciegamente en que no crees en ti.
Córtate las manos, ¡tú puedes!

Camina por la cuerda en donde pierdes el equilibrio,
admite: tu idealismo es un circo.
Deja tu mar de noche, tu yate y tus muertes.

Y cuando ya te canses de dilucidar el éxito
quizás el tiempo te premie con libros

o te condene con el facebook.

No hay comentarios: