martes, 28 de febrero de 2017

TONTIN



De los siete él más pequeño, de los siete él más torpe, torpeza que cuando el viento soplaba a favor le llamaban ternura, una caricia era ganancia, típico perdedor enamorado de aquella princesa, pero Disney no admite enanos con princesas, Disney es como Osmel y su obsesión por la  belleza esculpida, perfecta, estereotipada, y él, él había nacido de aquella pluma de Disney, era un clásico, suerte que tuvo shrek de nacer en la vanguardia, camino a casa siempre quedaba de ultimo; y ella; ella venia con su belleza despiadada y noble a rescatarlo del olvido de los otros seis, en sus sueños, él se postulaba a príncipe, en sus sueños era él quien daba ese beso, en sus sueños media más o al menos la ropa no le quedaba tan grande, no quería ser tontín, quería ser príncipe o al menos escapar del cuento, pero los enanos tontos siempre hacen reír y no se quedan con las princesas, y cuando el narrador dijo su ultimo parlamento “ y Blanca nieves y el príncipe fueron felices para siempre” tontín se quedo sin ella para toda la vida.

lunes, 27 de febrero de 2017

28 DE ENERO 2015








Amor, vámonos, este país nos muerde.
Amor, no marches, no sirve de nada.
Amor, ya compré el pasaje, ¿compro el tuyo?
Amor, me voy en enero…
Amor, ¿luego te llegas?
Amor, ya debo abordar el avión.
Amor, ¿esto no acaba aquí verdad?
Y yo mentí:
“No, no amor. No acaba aquí”.

DUDA










Tengo una duda:
si el país es paisaje, familia, amigos y afectos
y nada de eso está,
¿qué hago yo aquí?

sábado, 25 de febrero de 2017

HUIDA




Me mudé de casa, de avenida, de dolor.
Cambié de problemas, los extendí hasta Los Ruices.
Mis vecinos ahora juegan dominó.
Hay un árbol, una ardilla, un silencio de paisaje.

Me mudé de miedos;
los nuevos son más grandes,
los riesgos pesan más,
el vértigo es diario.

Ahora vivo conmigo
y puedo ver, con mayor claridad,
en dónde no me quiero.

Sigo, como cachorro, de vez en cuando yendo al nido.
Ha sido duro, aún no sé cazar mis propias presas.
Vuelvo a ratos a pedir calor.
Me duele abrir la puerta y saber que nada es mío…
que nunca lo fue,
que siempre estuve de visita.

Me fui a la selva después de años de cautiverio.
Dicen que los animales así no sobreviven,
que se los devora la inconsciencia de ignorar el peligro,
que su depredador entrenado, de un tajo los asesina.
Mi esperanza es que mi nido era selva
y mi depredador  era el nido.


viernes, 24 de febrero de 2017

A PROPÓSITO




¿Viste amor?, yo también puedo morder,
incluso, a juro.
Para que veas mis dientes de leche,
mi rebuscada forma de decirte
que me partiste el corazón

Que no estoy dispuesta a tus comas depresivos,
que me duele el “no quiero hoy”
porque mi piel siempre está dispuesta siempre.

Tú no entiendes;
me crees básica,
te creo nido.

La cama es un rectángulo triste, complejo e intenso
donde condenso mi discurso carente
y es ahí donde quiero dejarlo todo,
como el que come después de varios días.
Quizás para mí el amor está entre mi boca y tus pechos
entre tu boca y mi sexo.
Por favor,
no salgas de  la cama…
al salir pones los pies en el suelo y justo ahí
entiendes mi nombre y ya no quieres volver.