PARADOJA

Ella vivía en una cocina, pero ese día al lado de una cucharilla entristecía, estaba tan decaída. Aunque todo para ella siempre había sido difícil de alcanzar, esta vez en serio todo se le venía encima. Lo dulce se volvió paradójicamente amargo.

"Ahora tendré que dejar de vivir de aquello por lo que siempre he trabajado". Reflexionaba aquella hormiga, minutos después de haber sido diagnosticada como diabética.


Si te ha gustado la lectura, y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.

Comentarios